top of page

Nutrición: Factor clave para la recuperación traumatológica

Actualizado: 23 nov 2023



Introducción:

La relación entre nutrición y traumatología desempeña un papel esencial en el proceso de recuperación de lesiones y cirugías ortopédicas. La correcta alimentación no solo influye en la rehabilitación física, sino que también tiene un impacto directo en la cicatrización de tejidos, la fortaleza ósea y la respuesta inflamatoria del cuerpo. En este artículo, exploraremos cómo la nutrición adecuada puede potenciar los resultados en traumatología, brindando una visión integral para pacientes y profesionales de la salud.


Nutrientes Clave para la Cicatrización Ósea:

La consolidación de fracturas y la reparación de tejidos después de intervenciones quirúrgicas requieren nutrientes específicos como calcio, fósforo, vitamina D y proteínas. Estos elementos desempeñan un papel crítico en la formación y fortalecimiento de huesos y tejidos conectivos.


Efecto Antiinflamatorio de la Dieta:

Las lesiones traumáticas suelen desencadenar respuestas inflamatorias. Una dieta rica en ácidos grasos omega-3, antioxidantes y alimentos antiinflamatorios puede contribuir a mitigar la inflamación, acelerando así la recuperación y reduciendo el riesgo de complicaciones.

Importancia de la Proteína en la Rehabilitación:

La proteína es esencial para la reparación de tejidos y la síntesis muscular. En traumatología, donde la rehabilitación implica el fortalecimiento de músculos y ligamentos, una ingesta adecuada de proteínas es crucial para optimizar los resultados.


Gestión del Peso y Carga Articular:

El mantenimiento de un peso corporal adecuado es esencial en traumatología para reducir la carga en las articulaciones afectadas. La nutrición desempeña un papel clave en la gestión del peso, contribuyendo así a una recuperación más eficaz.


Suplementación Específica:

En algunos casos, la suplementación puede ser necesaria para asegurar una ingesta adecuada de nutrientes. Esto puede incluir vitaminas, minerales o suplementos específicos destinados a promover la regeneración de tejidos y la recuperación óptima.


Bibliografía:

-Brown SA. (2017). Nutrition and Orthopedic Surgery. In: Erdman JW, Macdonald IA, Zeisel SH, editors. Present Knowledge in Nutrition. Wiley.

-Calder PC. (2017). Omega-3 Fatty Acids and Inflammatory Processes: From Molecules to Man. Biochemical Society Transactions, 45(5), 1105–1115.

-Bechshøft RL, Reitelseder S, Højfeldt G, Castro-Mejía JL, Khakimov B, Bin Ahmad HF, et al. (2019). Counteracting Age-Related Loss of Skeletal Muscle Mass: A Clinical and Ethical Challenge. JBMR Plus, 3(10), e10205.

-Rondanelli M, Miccono A, Peroni G, et al. (2018). A Systematic Review on the Effects of Botanicals on Skeletal Muscle Health in Order to Prevent Sarcopenia. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine.

-Shah K, Armamento-Villareal R, Parimi N, Chode S, Sinacore DR, Hilton TN, Napoli N, Qualls C, Villareal DT. (2011). Exercise Training in Obese Older Adults Prevents Increase in Bone Turnover and Attenuates Decrease in Hip Bone Mineral Density Induced by Weight Loss Despite Decline in Bone-Active Hormones. The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 96(2), 303–309.


21 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page