Ruptura de Ligamento Cruzado Anterior ¿ Qué debo hacer si se me presenta esta lesión ?




El ligamento cruzado anterior es muy importante para mantener una adecuada estabilidad de la rodilla, se lesiona frecuentemente en deportistas principalmente en jugadores de fútbol. Se manifiesta con dolor, sensación de inestabilidad o aumento del volumen de la rodilla, el médico traumatólogo puede reconocer esta lesión con maniobras específicas como la de Lachman; sin embargo, es imperativo el realizar estudios de imagen como la resonancia magnética. El tratamiento más recomendado es el quirúrgico que consiste en la reparación del ligamento bajo la ayuda la artroscopia.



Anatomía y Función




El ligamento cruzado anterior es un elemento de unión en la rodilla que se encuentra en la parte interna y ayuda a mantener estabilidad en los movimientos. (1) (figura 1)


Figura 1. Morfología del LCA tomado de https://www.lewistonortho.com/patient-resources/education/anterior-cruciate-ligament-acl-injuries-women (2)


Importancia


Este ligamento muy frecuentemente se lesiona en deportistas principiantes y profesionales más frecuente en mujeres y deportes que implican saltos, alto contacto y aterrizaje (3); en nuestro medio el fútbol principalmente (4). Es muy importante el diagnóstico temprano y tratamiento adecuado de esta lesión para evitar daños mayores en rodillas de personas jóvenes; es así que un paciente que mantiene una lesión por largo tiempo tendrá mayores problemas en meniscos, cartílago de la rodilla, artrosis, lesiones óseas entre otras(5).



DIAGNÓSTICO


Síntomas

El diagnóstico de la lesión del LCA inicia con la sospecha diagnóstica mediante el interrogatorio al paciente, una historia de lesión durante una actividad deportiva de pivote es muy frecuente a más de la descripción de la forma en la cual se produjo la lesión, la sensación de un “pop” o sensación de ruptura, en el edema en rodilla (6)(5). El dolor de rodilla, sensación de inestabilidad o aumento del volumen de la misma también son indicios de esta patología.



Examen Físico


El examen físico debe ser realizado por un profesional de la salud que este familiarizado con este tipo de lesiones y en diferentes estudios muestran una diferente utilidad pero todas las maniobras nos colaboran a inclinar nuestra balanza hacia la lesión del ligamento cruzado anterior, algunas de estas pruebas son signo de la palanca, prueba de Lachman, prueba de pivot shift, prueba de cajón anterior figura 2 (7).


Figura 2. Prueba de cajón anterior, fuente Clínica Toa.



Pruebas Complementarias


Una vez en mente la posibilidad de una lesión en el ligamento cruzado anterior, la radiografía simple anterior y lateral de rodilla no se debe pasar por alto y tiene como objetivo descartar fractura o dislocación (5), el uso de la ecografía músculo esquelética está siendo cada vez más utilizada ya que tiene varias ventajas como: ser un estudio dinámico en tiempo real y de fácil acceso en la sala de emergencia, pero es difícil de realizar y se requiere mucha experiencia (8). La Resonancia Magnética Nuclear se considera la más importante para el diagnóstico de las lesiones del ligamento cruzado anterior; además que complementa el diagnóstico de lesiones meniscales, contusiones, ligamentos colaterales, muy útiles para un manejo integral de nuestro paciente. figura 3(9).


Figura 3. Resonancia magnética nuclear simple corte sagital en T2 Ligamento cruzado anterior integro izquierda Ligamento cruzado anterior lesionado derecha

FUENTE 1: Sistema de Imagen de la Clínica Toa 2021




TRATAMIENTO





Tratamiento no quirúrgico


Es muy limitado y se prefiere para pacientes que tiene una actividad física muy baja o que su condición médica no permita realizar el procedimiento quirúrgico como enfermedades graves (5). Este tipo de tratamiento consiste en 3 meses de rehabilitación física supervisada y ganar movilidad y fuerza progresivamente (10).



Tratamiento quirúrgico


Actualmente se recomienda con mayor medida la reconstrucción del ligamento cruzado anterior ya que esto permite que el paciente vuelva a su actividad deportiva previa, continúe con una vida activa, evita la aparición de mayores lesiones meniscales y del cartílago articular (5) (10).


Actualmente se realiza la reparación del ligamento por vía artroscópica que consiste introducir una cámara a la rodilla y observar el ligamento lesionado y repararlo (5) (10). Hay varias alternativas para la reparación se puede utilizar tendones de la misma persona que se toman de la pierna por una herida pequeña de la rodilla los preparamos y los colocamos en la posición del ligamento roto mediante túneles en los huesos, se puede utilizar un ligamento sintético para la reparación o un ligamento de otra persona para la reparación (11). Todas las técnicas son efectivas con pequeñas variaciones y tienen indicaciones específicas para cada tipo de pacientes (12).




BIBLIOGRAFIA


1. Hassebrock JD, Gulbrandsen MT, Asprey WL, Makovicka JL, Chhabra A. Knee Ligament Anatomy and Biomechanics. 2020;28(3):80–6. Available from: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32740458/

2. Orthopedics L. Anterior Cruciate Ligament (ACL) Injuries in Women [Internet]. [cited 2021 May 6]. Available from: https://www.lewistonortho.com/patient-resources/education/anterior-cruciate-ligament-acl-injuries-women

3. Montalvo AM, Schneider DK, Webster KE, Yut L, Galloway MT, Heidt RS, et al. Anterior cruciate ligament injury risk in sport: A systematic review and meta-analysis of injury incidence by sex and sport classification. J Athl Train. 2019;54(5):472–82.

4. Martínez I, Villao F. Resultados Del Tratamiento De La Lesión De Ligamento Cruzado Anterior (Lca), Mediante Cirugía Artroscópica Con Las Técnicas De Isquiotibiales Vs Hueso-Tendón-Hueso, Realizadas En El Servicio De Traumatología Del Hospital Pablo Arturo Suárez (Hpas), Desde . 2017;102. Available from: http://repositorio.puce.edu.ec/bitstream/handle/22000/13951/TESIS IRENE MARTINEZ Y FREDDY VILLAO.pdf?sequence=1&isAllowed=y

5. Meredith SJ, Diermeier T, Rothrauff B, Musahl V, Fu FH. 6 - Anterior Cruciate Ligament. In: Evidence-Based Management of Complex Knee Injuries [Internet]. Elsevier Inc.; 2019. p. 77–89. Available from: https://doi.org/10.1016/B978-0-323-71310-8.00006-2

6. Wagemakers HP, Luijsterburg PA, Boks SS, Heintjes EM. Diagnostic Accuracy of History Taking and Physical Examination for Assessing Anterior Cruciate Ligament Lesions of the Knee in Primary Care. YAPMR [Internet]. 2010;91(9):1452–9. Available from: http://dx.doi.org/10.1016/j.apmr.2010.06.012

7. LÍŠka D, ZelnÍk R. Clinical Assessment of Anterior Cruciate Ligament Rupture. Acta Chir Orthop Traumatol Cech [Internet]. 2020;87(5):318–22. Available from: https://europepmc.org/article/med/33146598

8. Lee SH, Yun SJ. Efficiency of knee ultrasound for diagnosing anterior cruciate ligament and posterior cruciate ligament injuries : a systematic review and meta-analysis. Skeletal Radiol. 2019;

9. Zhao M, Zhou Y, Chang J, Hu J, Liu H, Wang S, et al. The accuracy of MRI in the diagnosis of anterior cruciate ligament injury. Ann Transl Med [Internet]. 2020;8(1). Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7812197/pdf/atm-08-24-1657.pdf

10. Musahl V, Karlsson J. Anterior Cruciate Ligament Tear. new engl J Med. 2019;380(24):2341–8.

11. Lin KM, Boyle C, Marom N, Marx RG. Graft Selection in Anterior Cruciate Ligament Reconstruction. Sports Med Arthrosc. 2020;28(2):41–8.

12. Sancez L, Amy E, Micheo W. Anterio Cruciate Ligament Injury: Return to plan, function and Long - Term Consideration. Evidence-Based Orthop. 2011;16(3):822–31.






Entradas destacadas