¿Cómo saber si mi hijo padece Displasia de Desarrollo de Cadera?



1. ¿Qué es la displasia de cadera o DDC?

La displasia del desarrollo de la Cadera es una alteración en el desarrollo de los componentes de la cadera fémur proximal, acetábulo y partes blandas causando luxación o subluxación de la misma. Esta afección se puede producir de manera intrauterina o postnatal.

2. ¿Cuál es la causa de la displasia?


La displasia de cadera se considera como una afección de causa multifactorial, teniendo en cuenta lo siguiente:


1. Sexo femenino

2. Presentación en podálica

3. Antecedentes familiares de DDC

4. Cadera izquierda. 5. Primer hijo


3. ¿Las mochilas portabebés pueden producir displasia de cadera?


Tradicionalmente, en algunos lugares se acostumbraba a colocar a los recién nacidos en una postura forzada con las piernas completamente estiradas y juntas durante varias horas; estas conductas incrementan el riesgo de desarrollar DDC, por lo que no es recomendado mantener las piernas de los bebés en este tipo de posturas; sin embargo, no se ha visto que exista relación entre los sistemas actuales de mochilas portabebé y el desarrollo de DDC debido a que mantienen las piernas separadas y permiten la movilidad de la cadera.



4. ¿Cómo se diagnostica la Enfermedad?


Se debe realizar una exploración física desde la visualización de pliegues hasta la realización de Maniobras de Inestabilidad como Barlow y Ortolani. A partir de los 2-4 meses, estos signos de inestabilidad pasan a segundo plano y son signos indirectos.


- Signo de Barlow: Reproduce la luxación de la cadera eso indica que la cadera está reducida.


Maniobra de Barlow: luxamos la cadera que estaba previamente en el acetábulo. Tomado del artículo 1.



- Signo de Ortolani: Logra reducir la cadera lo que indica que la cadera femoral está luxada.



Maniobra de Ortolani: Logra reducir la cadera luxada en el acetábulo.

Tomado del artículo 1.


- Signo de Galeazzi: Valora un acortamiento de la extremidad al colocar al niño con las caderas y rodillas flexionadas.


Signo de Galeazzi


Cuando el niño camina puede presentar cojera que se conoce como signo de Trendelenburg, debido a la insuficiencia del glúteo medio.


La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos en el 2015 recomienda realizar una ecografía en todos los niños menores de 6 meses y radiografía de pelvis cuando presenten uno o más de los siguientes factores de riesgo: presentación de nalgas, antecedente familiar de displasia de cadera o inestabilidad clínica en la exploración.



5. ¿Qué hacer cuando nace un niño?


Se debe detectar de manera precoz la displasia del desarrollo de cadera, por lo que los padres deben tener en cuenta los factores de riesgo para acudir al traumatólogo con el fin de realizar una valoración y estudios de imagen para que, en caso de presentarse DDC, efectuar un adecuado tratamiento.



Fuente 1. Clínica Toa


En la radiografía se debe identificar los núcleos cefálicos, los cuales deben estar en el cuadrante supero medial y centrados en el acetábulo. Puede presentar un retardo de la osificación de los núcleos cefálicos. Cuando el núcleo cefálico se sitúa en el cuadrante inferoexterno de Ombredanne, la cadera está subluxada y cuando se sitúa en el cuadrante superoexterno, la cabeza está luxada.

La línea de Shenton es una curva que sigue el borde medial del cuello femoral y se prolonga por el borde proximal del agujero obturador de la pelvis; cuando no es congruente es sugestiva de Displasia de Desarrollo de Cadera.

Esquema de un estudio radiológico de las caderas En el lado derecho es una cadera normal. En el lado izquierdo es característico de DDC . Tomado del artículo 1.



Se debe medir el ángulo acetabular con valores próximos a 30º, pero a partir de los primeros meses de vida disminuye aproximadamente a 20º. Si hay un incremento indica DDC.


6. ¿Qué tratamiento es el más apropiado?


El objetivo del tratamiento de la DDC es obtener una cadera reducida para estimular el desarrollo adecuado del acetábulo mediante la colocación de una férula de abducción (Paulik o Aros) según la edad y peso del bebé. Si la ecografía o radiografía de control muestra una correcta reducción, éste será el tratamiento definitivo. La duración del tratamiento suele ser de unos tres meses.

Arnés de Pavlik

Tomado del artículo 1



Férula de Aros

Clínica Toa


En los niños mayores de 18 meses, en los que no hemos conseguido una reducción con los tratamientos previos estará justificado un tratamiento quirúrgico: reducción abierta de la cadera.




BIBLIOGRAFIA


1. García Fontecha, Displasia de Desarrollo de Cadera, 2018, https://www.traumatologiainfantil.com/es/cadera/displasia-de-cadera

2. Displasia del desarrollo de la cadera y trastornos ortopédicos del recién nacido

1. J.C. Abril*, Pediatría Integral 2019; XXIII (4): 176 – 186



Entradas destacadas