¡Cuidado con los Juanetes!



El hallux valgus o más conocido como juanete es una desviación del primer dedo (dedo gordo del pie), hacia el próximo dedo que produce una protuberancia ósea que se forma en la articulación en la base del dedo primer dedo del pie, es uno de los motivos de consulta más frecuentes dentro de las patologías que afectan el pie. Existe una prevalencia entre el 23% y el 35% 4,5 de la población general, un 90% de los pacientes consultantes son de género femenino, es más frecuente en edad avanzada.

Los pacientes suelen acudir a valoración médica cuando esta comienza a ser limitante para su actividad funcional diaria.



DIAGNÓSTICO



Síntomas

· Hinchazón, enrojecimiento y dolor cuando el juanete (o la zona cercana) roza con el zapato.

· Dolor plantar

· Dolor al utilizar calzado

· Dolor en mediopie

· Dolor continuo o dolor que aparece y desaparece

· Callos o callosidades: a menudo se forman donde el primer y segundo dedo del pie se rozan entre sí

· Deformidad en el primer dedo del pie

· Movimiento limitado del dedo primer dedo del pie








Causas

Existen muchas teorías sobre cómo se producen los juanetes, pero se desconoce la causa exacta, ha sido debatida por años, sin embargo, esta patología se asocia probablemente a:

· predisposición genética

· Estrés o lesiones en los pies

· Deformidades presentes al nacer

· uso de calzado ajustado y tacón alto

· Alteraciones mecánicas del pie como: retracción de Aquiles, pie plano severo, enfermedades neuromusculares (parálisis cerebral, accidentes isquémicos transitorios), ruptura del tendón tibial posterior o artritis reumatoidea





¿Cuándo Consultar Al Médico?



A menudo esta patología no suele requerir un tratamiento médico, pero se recomienda acudir a su médico traumatólogo cuando presente dolor continuo en el primer dedo del pie, la deformidad del dedo sea importante y produzca molestias que dificulten la deambulación, o tenga dificultad para encontrar un zapato cómodo debido a esta patología.




Prevención


La prevención está encaminada a identificar posibles causas de sobrecarga de esta articulación al detectar formas inadecuadas de pisar y eliminar dicha presión; por ende la sobrecarga de esta articulación. Si está claro que el motivo fundamental para desarrollarlo es la sobrecarga que se genera en esa articulación, la prevención vendrá encaminada a detectar esa forma de pisar y eliminar dicha presión. Para disminuir la presión en la zona, y por lo tanto evitar la generación del juanete, podemos:

  • Es fundamental un estudio de la pisada precoz para poder tratarlo a tiempo.

  • Uso de plantillas personalizadas, que modifiquen la alineación del pie y cambien el reparto de cargas en el mismo.

  • Evitar uso de zapatos con tacón muy elevado, que suele generar sobrecarga en la zona metatarsal (debajo de los dedos).

  • No usar zapatos con puntas estrechas, ya que favorecen a que el primer dedo se deforme hacia dentro.

  • Realizar ejercicios descalzos de vez en cuando para potenciar la musculatura del pie y de la pierna.




TRATAMIENTO


  • Se recomienda la administración de analgésicos y antiinflamatorios que ayudan al proceso inflamatorio y del dolor.

  • La administración intra-articular de antiinflamatorio esteroideo de depósito en la articulación metatarsofalángica del primer dedo, es de utilidad para el control del proceso inflamatorio y reduce el dolor en etapas iniciales del padecimiento.

  • Se recomienda aplicar antiinflamatorio esteroideo de depósito con lidocaína como analgésico intra- articular, para controlar el proceso inflamatorio y disminuir el dolor en etapas iniciales del padecimiento, con esto se logra mejorar la marcha.

  • Cuando ya se tiene una mejoría del dolor se indica iniciar rehabilitación individualizada para cada paciente.


Medidas Generales

  • Se recomienda usar zapato de horma ancha a la medida exacta del pie y con tacón entre 3 y 4 cm de altura.

  • Se recomienda el uso de cojinetes o parches a nivel del cayo.

  • Se recomienda la aplicación de hielo local durante 20 minutos tres veces al día.

  • Se recomienda valorar si el paciente puede usar ortesis o férulas diurnas y/o nocturnas para corrección de la desviación, a medida propia.



Tratamiento Quirúrgico

La multitud de técnicas quirúrgicas que existen descritas para el tratamiento del hallux valgus es índice de que no hay ninguna ideal y que el tratamiento ha de ser individualizado en función de la edad del paciente, del grado de deformidad y de las patologías del pie acompañantes.

El tratamiento quirúrgico es una opción cuando:

  • El tratamiento conservador no se puede realizar

  • El tratamiento conservador no dio los resultados esperados



BIBLIOGRAFÍA


1. Instituto Mexicano del Seguro Social. Diagnóstico y Tratamiento del Hallux Valgus. Guía de Práctica Clínica. 2013; Available from: http://www.imss.gob.mx/sites/all/statics/guiasclinicas/618GRR.pdf

2. Wagner Hitschfeld E, Wagner Hitschfeld P. Hallux valgus en el adulto: conceptos actuales y revisión del tema. Rev Chil Ortop y Traumatol. 2016;57(3):89–94.

3. Rodriguez CR, Sanchez DAB, Rubio MAB, Garcia F, Mejia LS. Etiologia y fisopatologia del hallux valgus. Rev Colomb Ortop y Traumatol. 2019;33:2–12.

4. García-Renedo RJ, Carranza-Bencano A, Delgado-Calle J, Núñez-Samper M, Llanos-Alcázar LF. Alteración del apoyo anterointerno como secuela del tratamiento quirúrgico del hallux valgus. Acta ortopédica Mex. 2012;26(6):393–7.


Entradas destacadas