Aunque solo haga deporte los fines de semana ¿Puedo padecer Tendinitis Aquilea?



La tendinitis aquilea es un diagnóstico muy frecuente en deportistas (se presenta en mayor proporción en corredores, que aumentan la intensidad o la duración de sus carreras de manera repentina; también es frecuente entre las personas de mediana edad que practican deportes, como tenis o básquetbol, solo los fines de semana; es decir personas que realizan actividad física)(5), no tiene predominio en cuanto al género ni a la edad. Dicha tendinitis del Aquiles o del calcáneo se produce por una sobrecarga exclusiva del mismo y también por fuerzas repetitivas combinadas con un tiempo de recuperación insuficiente. (5) Una lesión grave podría culminar en la ruptura del tendón y su resolución es quirúrgica.


Anatomía y función


El tendón de Aquiles o tendón del calcáneo es la unión y parte final de los músculos de la pierna posterior (pantorrilla) que se inserta en el hueso calcáneo y su función principal es la flexión plantar del tobillo, propulsándonos en la marcha al caminar, correr o saltar. Durante estas actividades soporta fuerzas de hasta 10 veces el peso corporal. (4)






Figura 1.- Inserción del tendón del calcáneo tomado de http://www.acmcb.es/files/425-4909-DOCUMENT/Lucas-45-21Maig13.pdf










Figura 2: Morfología y ubicación del tendón de Aquiles, tomado de https://www.ortoweb.com/blogortopedia/lesiones-del-tendon-de-aquiles/







Importancia

Este tendón ayuda para la estabilidad del pie al momento de realizar maniobras de extensión y flexión plantar del tobillo y el diagnóstico temprano y oportuno tratamiento disminuye la recurrencia de esta patología y evita su complicación más grave que es la ruptura del mismo, ya que su tratamiento es inevitablemente quirúrgico. Un desgarro completo se produce con un cambio brusco de dirección al correr o jugar al tenis y suele estar acompañado por una sensación de haber sido golpeado en la parte posterior del tobillo y la pantorrilla con un objeto tal como un bate de béisbol. (3)



DIAGNÓSTICO



Síntomas


El diagnóstico de la tendinopatía aquilea inicia con la sospecha diagnostica mediante el interrogatorio al paciente, una historia de sobrecarga y/o trauma en la zona del tendón durante una actividad deportiva o física y el síntoma cardinal que refieren los pacientes es un dolor de moderada a gran intensidad y puede estar ubicado desde la parte final de los músculos de la pantorrilla hasta la parte posterior del talón. Frecuentemente el dolor se presenta antes de levantarse en la mañana o luego de períodos de descanso, se mejora un poco con el movimiento, pero empeora luego con el incremento de actividad.(6)





Examen Físico


El examen físico debe ser realizado por un profesional de la salud que este familiarizado con este tipo de lesiones, durante dicha exploración el médico presionará suavemente la zona afectada para determinar la ubicación del dolor y si hay sensibilidad o hinchazón. El médico evaluará la flexibilidad, la alineación, la amplitud de movimiento, y los reflejos del pie y del tobillo



Pruebas Complementarias

El diagnóstico de esta patología es netamente clínico, pero en ciertos casos en donde hay dudas y se quiere descartar diagnósticos diferenciales, se podría utilizar diferentes métodos de imagen como:

· Radiografía: si bien no se aprecian tejidos blandos en esta herramienta de apoyo diagnóstica, si nos puede descartar alguna lesión ósea adyacente a esa zona.(1)

· Ecografía: por medio de ultrasonido se aprecia de manera precisa los tejidos blandos como los tendones, mostrando su morfología y/o productos de inflamación (líquido y/o sangre) adyacentes a la lesión.(1)

· Resonancia Magnética Nuclear (RMN): No es indispensable su uso en el diagnóstico de esta patología, pero gracias a su tecnología, nos da una imagen muy clara y detallada, en tiempo real del tendón de Aquiles (1)

Figura 3.- Inflamación del tendón de Aquiles esquematizada, tomado de https://www.fisioterapia-online.com/tendinitis-de-aquiles-o-aquilea-que-es-causas-sintomas-diagnostico-tratamiento



TRATAMIENTO


Tratamiento no quirúrgico (conservador):

Realmente el tratamiento de esta patología es conservador y se direcciona de la siguiente manera:

1. Terapia física (rehabilitación): el inicio de una terapia física combinado con la movilidad prematura, disminución de la actividad física de alto rendimiento, haciendo un plan de ejercicios adecuados para el fortalecimiento. (2)(7)

2. Medios físicos: hielo local para controlar por medios físicos la inflamación del tendón.

3. Medicación vía oral: al ser una patología dolorosa, inflamatoria; se usa de manera rutinaria AINES para su manejo. (2)




BIBLIOGRAFÍA


1. Silbernagel, K. G., Hanlon, S., & Sprague, A. (2020). Current clinical concepts: Conservative management of Achilles tendinopathy. Journal of Athletic Training, 55(5), 438–447.

2. Dilger, C. P., & Chimenti, R. L. (2019). Nonsurgical treatment options for insertional Achilles tendinopathy. Foot and Ankle Clinics, 24(3), 505–513.

3. Tendinitis aquiela. Diagnóstico y tratamiento. (2021). Available from https://www.msdmanuals.com/es-ec/professional/lesiones-y-envenenamientos/lesiones-deportivas/tendinitis-aquiliana

4. Dilger, C. P., & Chimenti, R. L. (2019). Nonsurgical treatment options for insertional Achilles tendinopathy. Foot and Ankle Clinics, 24(3), 505–513.

5. Tendinitis de Aquiles. (n.d.). Retrieved July 10, 2021, from Mayoclinic.org website: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/achilles-tendinitis/diagnosis-treatment/drc-20369025

6. Iturralde Alzua, O. (2019). Revisión Sistemática en Tratamiento y Prevención Fisioterápicos de la Tendinitis Aquilea en Bailarines de Ballet.

7. Unapucha Salazar, B. S. (2014). “EL TRATAMIENTO CON LÁSER Y SU EFECTO EN PACIENTES CON TENDINITIS AQUÍLEA DE 20 A 40 AÑOS DE EDAD QUE SON ATENDIDOS EN EL CENTRO DE REHABILITACIÓN FISIOLIFE DE LA CIUDAD DE AMBATO DURANTE EL PERÍODO ABRIL-SEPTIEMBRE DEL 2012” (Bachelor's thesis).


Entradas destacadas