Dolores frecuentes en tu espalda?


Con frecuencia, las enfermedades de la columna provocan dolor cuando los cambios óseos presionan la médula o los nervios. También pueden limitar el movimiento. Otro grupo de causas vienen determinadas por la realización de las actividades de nuestra vida diaria. La práctica de estas actividades conlleva la adopción de posturas forzadas o mantenidas que ocasionan principalmente contracturas musculares dolorosas.

El tratamiento varía según la enfermedad, pero algunas veces incluyen aparatos ortopédicos, fisioterapia y cirugía.

El diagnóstico de las distintas lesiones se realiza mediante la exploración clínica y siempre que los síntomas lo ameriten, por diagnóstico por imagen: rayos x, tomografía axial computarizada o resonancia magnética.

Lesiones más comunes que acuden a Fisioterapia

Hernia discal

El dolor y los síntomas causados por una hernia de disco son problemas comunes en algunos adultos. La columna vertebral se compone de muchas estructuras anatómicas diferentes, incluyendo músculos, huesos, ligamentos y articulaciones. Cada una de estas estructuras tiene terminaciones nerviosas que pueden detectar problemas dolorosos cuando ocurren.

Definición

Los tejidos entre los huesos de la columna vertebral se denominan discos intervertebrales. Estos discos se componen de una parte central con una textura blanda similar al gel y un revestimiento exterior duro.

El disco intervertebral crea una articulación entre cada uno de los huesos de la columna vertebral que les permite moverse. Cuando el revestimiento exterior que rodea un disco se desgarra, el centro blando puede sobresalir por la abertura, creando una hernia de disco.

Causas

Cuando envejecemos, los discos de nuestra columna vertebral pueden perder su flexibilidad y elasticidad. Los ligamentos que rodean los discos se vuelven quebradizos y se desgarran más fácilmente. Cuando se produce una hernia de disco, puede ejercer presión en los nervios espinales cercanos (radiculopatía) o en la médula espinal (mielopatía) y causar síntomas dolorosos.

Síntomas

Una hernia de disco cervical puede causar dolor en el cuello, provocando la irradiación del dolor al brazo, al hombro y entumecimiento u hormigueo del brazo o la mano. El dolor puede ser sordo, constante y difícil de localizar. También puede ser agudo, ardiente y bien localizado.

El dolor en los brazos así como en el cuello normalmente es la primera señal de la irritación de las raíces nerviosas del cuello.

Síntomas como entumecimiento, hormigueo y debilidad en los músculos pueden indicar un problema más grave.

La queja principal de una hernia de disco lumbar normalmente es un dolor cortante y agudo. En algunos casos, puede haber un historial anterior de episodios de dolor localizado, que está presente en la espalda y continúa hacia abajo por la pierna con la que conecta el nervio afectado.

El dolor normalmente se describe como profundo y agudo y a menudo empeora a medida que baja por la pierna afectada. El brote de dolor con una hernia de disco puede ocurrir de repente o anunciarse con una sensación de desgarro o chasquido en la columna vertebral.

Factores de riesgo

El proceso de envejecimiento y el deterioro general de la columna vertebral pueden aumentar las posibilidades de desarrollar una hernia de disco. Las actividades repetitivas o una lesión de la columna vertebral también pueden causar una hernia de disco.

Diagnóstico

El diagnóstico de una hernia de disco empieza con un reconocimiento médico completo de la columna vertebral, brazos y extremidades inferiores. El especialista examinará la columna vertebral para comprobar la flexibilidad, el rango de movimiento y las señales que sugieran que una hernia de disco está afectando a las raíces nerviosas o a la médula espinal.

Pueden pedirle que rellene un diagrama en el que debe señalar con precisión sus síntomas de dolor, entumecimiento, hormigueo y debilidad. Se pueden pedir pruebas de rayos X o resonancia magnética (RM).

Valoración Física

Se debe realizar:

La maniobra de Lasegue: elevación pasiva de la pierna extendida con el paciente tumbado boca arriba, y es positiva si aparece dolor con una angulación menor a 60 grados.

La maniobra de Bragard:

Es igual que la de Lasegue, pero además con dorsiflexión realizada por movilización del pie por el explorador. Ambas maniobras estiran fundamentalmente las raíces L5 y S1, es decir, la zona más típica de hernia discal lumbar.

Sin embargo para L2 a L4 son:

Lasegue invertido: elevación de la pierna recta invertida, con el paciente tumbado boca abajo.

Lasegue cruzado: la elevación de una pierna produce dolor en la otra (en ese lado es en el que está la lesión).

Fisioterapia

Objetivos del tratamiento:

Relajar al paciente

Mejorar circulación

Disminuir dolor

Disminuir inflamación

Disminuir espasmos musculares

Mantener o mejorar fuerza muscular

Aumentar arco de movimiento

Prevenir o corregir deformidades

Enseñar higiene de columna

Plan de tratamiento

Ejercicios respiratorios

Crioterapia

Tens

Medios fisicos

Ultrasonido

Laser

Magnetoterapia

Técnica miofacial Rutina de William

Rutina de Mackenzie

Higiene de columna

Terapia ocupacional

Relajar al paciente y mejorar autoestima.

Normalizar sensibilidad.

Mantener o mejorar arco de movimiento funcional para realizar la de ambulación y actividades de la vida diaria.

Impulsar la independencia en las actividades de la vida diaria.

Mejorar el equilibrio y postura en las actividades de la vida diaria, de ambulación y escaleras.

Reeducar al paciente en la marcha y escaleras.

#dolordeespalda #dolorencolumna

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Black Instagram Icon
Dirección

Calle Moisés Luna Andrade y Mariano Pozo (esquina) Ponciano Alto. 

Teléfonos 

247 3002 – 247 8381

EMERGENCIAS 24 HORAS
Síguenos...
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey YouTube Icon
Servicios Médicos
Nosotros

© 2020  CLÍNICATOA. Proudly created with MAPE+